Las dos HABILIDADES CLAVE para no RENDIRTE y seguir siendo PRODUCTIV@

¿Cómo te sientes cuando toda tu planificación se ha ido al traste? 

¿Te gustaría doblar el tiempo para hacer lo que debes hacer y también lo que te gustaría hacer?

¿Eres padre o madre de familia y, a veces, estás preocupado porque sientes que tu carrera profesional no avanza?

Sé como te sientes, porque llevo cerca de 3 años buscando soluciones para estas tres preguntas.

HE ENCONTRADO LAS DOS HABILIDADES QUE ME TRANSMITEN CALMA Y GANAS PARA SEGUIR Y NO RENDIRME.

Me apetece contártelas a través de una anécdota que tuve hace unos pocos días en casa.

Son las 22:00h de la noche, hoy hemos cenado pronto y la peque duerme.

Hago mis estiramientos de la noche y me pongo mis 30 minutos a leer ARMAS DE TITANES” de Tim Ferris. 

Estoy tranquila porque tengo la mañana del día siguiente programada: 

  • Me levantaré a las 06:00h para cumplir mis 7 horas durmiendo, que es lo que he comprobado que me funciona después de hacer mis registros del tiempo y conocer cuánto tiempo necesito dormir para estar a pleno rendimiento el resto del día.
  • A las 09:00h me iré a terminar un Proyecto de Ingeniería que tengo pendiente.

Pero, ya te adelanto que esta mañana se transformará en breve a medida que avanza la noche.

Son las 01:45h y oímos el papi y yo a nuestra peque llorar. 

Comprobamos que tiene fiebre y la ponemos en nuestra camita para que duerma con nosotros. 

Me desvelo una hora aproximada y sobre las 05:30h nos volvemos a desvelar porque la peque sigue encontrándose mal.

Cuando suena el despertador a las 06:00h, tal y como me había planificado, no consigo levantarme ya que el sueño me invade.

Me levanto a las 07:30h, me arreglo y compruebo cómo se encuentra mi peque. Solamente quiere dormir y estar acurrucada a mí.

Por supuesto me quedo con ella en casa cuidándola y avisando a su guardería de que hoy no irá.

En esos momentos, lo único que me importa es que mi peque esté bien.

La organización de mi mañana ha cambiado y la publicación de mi nuevo artículo en www.inmagil.es/blog/ tendrá que retrasarse al día siguiente, así como el terminar mi Proyecto en la oficina, como había planificado.

En otra ocasión, hubiera sentido muchísimos nervios en el estómago y me hubiera encontrado realmente mal.

Pero me mantuve en PERMANECER 100{2e90aaafa031d6ee40edf19c92a5a605270279f9706d6415972961687bb895b9} con mi niña que me necesitaba y disfruté cada abrazo y cada caricia que le daba.

Esta es la primera habilidad que te quería mostrar: PERMANECER. 

Este concepto lo aprendí del Libro “Qué hace la gente exitosa con su tiempo libre” de Laura Vanderkam.

Conseguir estar en un estado de PERMANENCIA te facilita vivir más lento y saborear el momento actual haciéndote dueño de tu tiempo y no al revés.

Todo tiene solución, aunque el tiempo que puedo pasar cuidando a mi tesoro, eso no me lo devuelve nadie y lo quiero vivir intensamente, estando atenta y haciéndolo lo mejor que sepa.

Imagínate pensar en el futuro, cuando tus hijos ya hayan crecido, no los veas todo lo que te gustaría y no tengas las fuerzas ni la salud para atenderlos, ¿verdad que te encantaría acurrucarlos y cuidarlos como cuando eran bebés?

Pues vuelve al momento presente, y disfruta porque ahora sí lo tienes.

Sé que no todos los momentos son disfrutables, pero tu puedes hacer que los momentos que lo puedan ser, lo sean de verdad.

¿Cómo?

Saboreando ese masaje que te están dando sin pensar en que tienes que pagar la factura de la luz, paseando un sábado por la mañana atent@ al paisaje de tu alrededor sin frustrarte por la reunión que tienes el lunes a las 09:00h o respirando ese momento de paz cuando tu pequeñ@ se queda dormido en tus brazos sin pensar en todo lo que te queda por hacer para dejar la casa decente.

De siempre he demostrado tener muchísima paciencia, pero estos últimos años he conseguido practicar esta habilidad de verdad.

PACIENCIA es la segunda clave que te quería mostrar desde mi experiencia para transmitirte calma, ganas para seguir y NO RENDIRTE.

He decidido ser madre emprendedora trabajadora y eso pasa por tener PACIENCIA para que los resultados no siempre lleguen lo rápido que me gustaría.

Aunque sobre todo PACIENCIA por los errores cometidos, por el precio que hay que pagar y por aprender que la única solución posible es SS: SIEMPRE SEGUIR.

Celebro los pequeños logros que consigo y eso me hace sentir que avanzo.

Los emprendedores con familia y además, con trabajo, tenemos un alto precio que pagar cultivando nuestro crecimiento personal y profesional en paralelo.

Cuando hablo de paciencia espero que no me entiendas mal, no hablo de conformismo ni de pasividad, sino de un ingrediente esencial para lograr tus objetivos a largo plazo, esa perseverancia que hará que no abandones a la primera de cambio.

Estas son las actitudes que te pueden ayudar a cultivar tu PACIENCIA:

1.- Lo que no te gusta, cámbialo, y si no puedes cambiarlo, trata de aceptarlo.

2.- Actúa en donde tengas poder de influencia (Steven Covey). Aquello en lo que no puedas influir, no te debería desorientar ni poner nervioso.

3.- Vive más atent@ a lo que pasa a tu alrededor, yo lo llamo vivir más lentamente, pero no en el sentido negativo de la palabra. 

Disfruto de mis momentos disfrutabables pero, tanto en estos momentos como en los no tan disfrutabables trato de vivirlos lentamente para no responder reactivamente, sino de forma proactiva.

4.- Aprende del pasado, organiza tu futuro y vive tu presente según el punto anterior.

5.- Trata de no alterarte por tonterías, no valen la pena. 

¿Cómo vas a aplicar la PERMANENCIA y la PACIENCIA en tu día a día para SER MÁS PRODUCTIV@?

Te espero en los comentarios.

Un abrazo fuerte.

Inma

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *