Cómo trabajar en casa incluso con tus hijos alrededor

  • “¿Cómo voy a trabajar en casa si mis hijos me requieren el 100% del tiempo?”
  • “Me va a resultar imposible concentrarme con la comida pendiente de hacer, con las tareas domésticas por hacer…”

Estas son solo algunas de las preguntas que te pueden pasar por la cabeza cuando te plantees trabajar en casa estando también allí tu familia.

Reconozco que trabajar en casa teniendo familia es mucho más desafiante que trabajar en la oficina sin las interrupciones y los tiempos que te van a requerir los niños y tu pareja.

Soy madre autónoma de una niña de 3 años y de un bebé de 1 mes. Trabajo en casa desde hace más de 3 años, mi marido se encarga de cocinar y las tareas domésticas las hacemos entre los dos porque no tenemos contratada a ninguna asistenta que nos ayude.

Entiendo la dificultad que, en un primer momento, puedes sentir para conciliar trabajar en casa mientras cuidas de tus hijos menores.

Aquí te quiero enseñar hábitos y herramientas para que el teletrabajo mientras convives con tus hijos sea posible.

No pretendo que pongas en práctica las 7 herramientas que hay el primer día. Empieza por una, pruébala y comprueba su resultado antes de poner en práctica alguna más, el poder del poco a poco es el que más resultados me ha dado a lo largo de mi andadura como madre trabajadora autónoma:

1.- HAZ QUE TU FAMILIA TENGA BUENOS HABITOS DE SUEÑO

He puesto esta herramienta como la primera de todas, porque si no duermes suficiente por la noche o duermes interrumpiendo muchísimas veces el sueño, difícilmente vas a rendir al día siguiente en casa trabajando, y más cuando convives con más personas que te dificultan (no queriendo por supuesto) que logres tu objetivo.

Si tienes hijos menores de 4 o 5 años que no llegan a dormir toda la noche seguro que sabes de lo que estoy hablando.

Es imposible tener una buena jornada de trabajo si la noche anterior has dormido apenas 3 horas o dos ratitos de 2 horas. Si esto es lo que te ocurre, para hacer un Informe bien, por poner un ejemplo, necesitarás de 2 horas muy cansado a diferencia de la media hora que necesitarías para terminar el mismo Informe si estuvieras totalmente descansado.

Aquí debajo encontrarás una tabla donde te indica las horas que recomiendan los expertos que duerman los niños al día (entre siestas diurnas y sueño nocturno):

En mi opinión creo que es importante dedicarle tiempo a aprender cómo duermen los niños y de qué forma su sueño puede ser de mejor calidad, ya que es algo que va a beneficiar a toda la familia.

Aquí te dejo un enlace que en su momento me ayudó y sé que está ayudando a muchísimos padres y madres: www.dormirsinllorar.com

En el caso de mi familia, seguimos cada día el hábito de la siesta, lo que nos permite por una parte descansar a todos y por otra trabajar en casa dentro de un bloque de tiempo de calidad y foco.

2.- TEN UNA BUENÍSIMA ORGANIZACIÓN

Lo primero a tener claro, en cuanto a la organización, es que en tu casa no tienes ningún tipo de rutina establecida ni puntos a tu favor que te ayuden a bloquear momentos de foco e incluso, anclajes, para terminar el trabajo con una calidad buena.

Sin embargo, en la oficina tienes a alguien que te avisa a qué hora debes llegar, a qué hora tienes tal reunión (y por ello debes llevar tales Informes terminados), cuales son las citas o te recuerda en qué estás retrasado e incluso te da palmaditas en la espalda cuando algo lo haces bien.

En casa no hay nada de esto, por ello es tan importante tener unas rutinas de organización claves para conseguir que tu productividad sea mayor, incluso trabajando en casa a la vez que convives con tus hijos.

Defiendo el teletrabajo en casa pero también defiendo una buenísima organización para que, con el poco tiempo de foco que vas a tener por tener que cuidar de tus hijos, consigas sacar tus tareas y proyectos adelante.

Una Agenda es básica en este sentido y, aunque parezca obvio, me he cruzado con muchas personas que, o no tenían, o no la utilizaban del todo bien, aquí van algunos tips:

  • En la Agenda apunta tanto temas personales como profesionales. Yo utilizo Google Calendar que te permite crear varios calendarios.
  • En la Agenda apunta las citas y lo que prevés hacer en tu Revisión Semanal del domingo o lunes por la mañana de esa semana. No dejes nada almacenado en tu mente.

Tu mente no está para recordar o almacenar tareas por hacer, no malgastes energía, tu mente está para ser creativo e ingenioso en las soluciones que necesites buscar.

  • Revisa tu Agenda antes de empezar el día con las siguientes preguntas:

¿Qué haré hoy?

Dentro de esta lista, ¿cuál es la tarea más importante a largo plazo?

  • Revisa tu Agenda al finalizar el día con las siguientes preguntas:

¿Qué fue lo mejor de hoy?

¿Qué podría haber mejorado?

¿Cumplí con lo que me propuse hacer hoy?

¿Qué podría haber eliminado u optimizado?

  • Todo aquello que no tiene fecha de realización, apúntalo en tu lista de tareas aparte y revísala cuando realices tu Revisión Semanal.
  • Realiza en un mismo bloque de tiempos grupos de tareas similares, por ejemplo, agrupa todas las llamadas que tengas que hacer y hazlas todas seguidas.

Sin organización no hay resultados, sin organización no se puede conciliar familia con trabajo en casa.

Tienes que llegar a que tu problema sea la falta de una buenísima organización antes que la falta de tiempo ya que el tiempo es el que es y no puedes, de momento, ampliarlo. Sin embargo, tu organización siempre puede ser mejor.

Deja de sentir que te falta tiempo, dedica tiempo a organizarte y a aprender sobre ello y dejarás de obsesionarte por el tiempo.

Un tip más sobre la organización en tu casa:

  • Planifica con antelación la semana con tu pareja: comentar qué ratos de la semana dedicaréis a trabajar cada uno, qué comidas y cenas haréis y qué día lo dedicaréis a ir a comprar en base a esos menus (¡te quedarás impresionad@ del tiempo y del dinero que te puedes ahorrar al planificar los menús de la familia!), qué momento dedicaréis a hacer la comida, cena, etc… seguro que hablando sobre ello y, sobre todo anticipándoos a la situación identificaréis soluciones a la conciliación del teletrabajo conviviendo con vuestros hijos.

Es imprescindible que busques tiempo para organizarte, 10 minutos al comenzar cada día es un buen inicio.

Si ya es importante organizarse en la oficina, más lo es si trabajas en casa y tienes familia.

3.- APROVECHA LOS TIEMPOS DE CALIDAD PARA TRABAJAR:

Tengo una regla de organización personal en casa:

Cuando los niños duermen, siempre que esté descansada, es tiempo de calidad y foco para trabajar y dar lo mejor de mí y no para cocinar o realizar otras tareas domésticas.

Ahora mismo estoy escribiendo este Artículo mientras todos duermen la siesta en casa y los platos por la comida se han quedado sin limpiar.

Estoy convencida de ello porque no quiero trabajar mientras mis hijos necesiten tiempo presente de calidad conmigo, por eso busco otros momentos para ello.

Lo mismo ocurre cuando mi pareja se ha llevado a mi hija mayor fuera a comprar con él y yo me he quedado en casa sola y el bebé está durmiendo: si tengo algo pendiente de trabajo, utilizo ese tiempo de calidad y foco para terminarlo.

4.- SÉ COMPROMETIDO

Sí, para teletrabajar también hay que servir.

Responsabilidad y compromiso hacen falta para que el teletrabajo sea igual o más productivo que cuando trabajamos en la oficina.

Si te planteas trabajar en casa pero estás más tiempo en el sofá que frente al ordenador o más tiempo en las RRSS, seguro que dirás que no tienes tiempo para teletrabjar.

En casa no vas a tener a nadie que te controle el tiempo que estás trabajando, por eso es tan importante tu compromiso y responsabilidad.

Te aconsejo que dejes de pensar en términos de tiempo y empieces a pensar en términos de resultados, el mundo y cada vez más, pagará por tus resultados y no por el tiempo que estás sentado frente a un ordenador.

Es imprescindible tener claro q vas a hacer en cada bloque de tiempo durante el día. No pierdas el tiempo en decidir por dónde empezar.

La revisión semanal y diaria de la que te hablaba en la herramienta 2 te ayudará a tener claridad mental y a no perder el tiempo en decidir por dónde empezar o qué es lo más prioritario.

Es importante que, aunque estés en casa trabajando, te sigas levantando a la misma hora que te levantarías si fueras a la oficina y sigas haciendo tus rutinas de higiene de la misma forma que las harías.

Lo que quiero decir es que no sigas en pijama toda la mañana. Eso notablemente no le comunica a tu cuerpo y a tu mente que, aunque estes en casa vas a ponerte a trabajar.

Es importante que tengas un espacio de trabajo definido y, a poder ser, que no sea un espacio de tránsito del resto de miembros de la familia.

5.- IDENTIFICA NIVELES DISTINTOS DE ENERGÍA / CONCENTRACIÓN

Seguro que te ha pasado que al finalizar el día te das cuenta que no has hecho lo más importante que tenías que hacer y te tienes que poner a hacerlo cuando tu nivel de cansancio ya es demasiado alto.

Es imprescindible saber cuándo haces tu mejor trabajo.

Porque en base a ello deberás organizarte cada día.

Regula tu energía y deja para la tarde o para cuando estés más cansado aquello que te requiera menor concentración.

Del mismo modo, también regula los niveles de importancia y/o concentración de tus tareas.

Por ejemplo, no es lo mismo realizar llamadas que no te puede molestar ningún niño que leer un artículo que te han pedido en tu empresa para destacar lo más importante (quizá esto último lo puedes hacer mientras tu hijo de 5 años también lee un libro a tu lado).

Te pongo otro ejemplo, si tienes que hacer varias llamadas de trabajo y te resulta imposible realizarlas cuando estás en casa con los niños, realízalas cuando tengas que salir en coche a comprar al supermercado y tu pareja se quede en casa con los niños.

6.- TÚRNATE CON TU PAREJA

Si convives con tu pareja seguro que has tenido en cuenta trabajar los ratos que tu pareja cuida de los niños y viceversa.

Aquí te quiero dejar un ejemplo de una buena rutina que podríais seguir de L a V para conseguir trabajar cada uno de los padres de 6 a 8 horas diarias, aún teniendo hijos todo el día en casa con vosotros, dentro de las variantes de cada familia y teniendo en cuenta la tabla de sueño infantil adjunta en la herramienta 1:

SUEÑO DE LOS NIÑOS TIEMPO DE TRABAJO DEL PADRE O MADRE
De 21:00h a 09:00h De 21:30 a 23:00h (1,5 h) y de 07:00h a 08:30h (1,5 h)
De 15:00h a 16:30h De 15:30h a 16:30h (1h)
0 Padre de 09:30h a 11:30h y Madre de 11:30h a 13:30h (2h)
0 Padre de 16:30h a 18:30h y Madre de 18:30 a 20:30 (2h)

Quizá para muchos les resulta difícil seguir estas rutinas porque los niños tienen ya una edad que no hacen siestas o porque solamente hay una figura paterna en lugar de dos.

Aún así creo que es una muy buena base para iniciar rutinas de organización que posibiliten el trabajo en casa de uno o dos de los padres, como mínimo, de 4 a 6 horas.

Si a esas 4 o 6 horas le sumas la mayor eficiencia que puedes conseguir por no tener reuniones o interrupciones de compañeros de la oficina, seguramente, incluso puedes aumentar tu productividad en casa respecto a la que tendrías en tu oficina.

7.- IDENTIFICA 3 GRADOS DE CALIDAD DE HACER LAS COSAS

El tiempo es el que es y hay que hacer mil y unas cosas en casa, fuera ya de lo que es el trabajo: hacer la comida y la cena, limpiar, ordenar, hacer los deberes con los niños, dedicar tiempo individual a cada uno de los hijos, etc…

Sobre todo en lo que se refiere a las tareas domésticas de la casa, cuando me falta tiempo y quiero que mi casa me brinde buena energía, es decir, que debo de ordenar una habitación por ejemplo, y no tengo todo el tiempo que querría para ello, defino 3 grados de calidad:

1.- Nivel excelente: limpieza a fondo – tengo todo el tiempo del mundo

2.- Nivel medio: ordeno para que no estén las cosas por el medio – tengo algo de tiempo

3.- Nivel bajo: retiro lo imprescindible – no tengo nada de tiempo

Esto no quiere decir que dejes tu casa descuidada toda la semana, solo son en momentos puntuales de necesidad de terminar un Proyecto urgente o realizar una tarea que te ayudará a alcanzar aquel objetivo que estás buscando.

Cuando quieras hacer muchas cosas y no tengas el tiempo suficiente para hacerlas excelentemente cada una de ellas, identifica los 3 grados de calidad y elige uno en base al tiempo que sabes que tienes.

Si es importante la tarea y no tienes mucho tiempo, no elijas no hacerlo porque no estará perfecto, porque lo no hecho núnca tendrá la oportunidad de estar perfecto.

Trabajar en casa nos brinda la posibilidad de aprender una nueva forma de hacer las cosas.

Trabajar en casa puede ahorrarnos muchos recursos a nivel individual pero también muchos a nivel colectivo, por mencionar algunos ejemplos:

  • Tiempo y recursos en nuestro día a día en transportes.
  • Mejora del medio ambiente.
  • Mejor y más tiempo de calidad con nuestras familias.
  • Más tiempo para hacer menús saludables en casa.
  • Más tiempo para hacer ejercicio.

Si hace más de 4 años no le hubiera dado el cambio de 180º que le dí a mi vida, ahora mismo estaría de baja hasta que mi segundo hijo cumpliera los 4 meses. Sería entonces cuando tendría que volver a mi trabajo de Ingeniera de 09:00h a 14:00h y de 16:00h a 19:00h viendo poquísimo a mis hijos y con muy poco tiempo, energía y recursos para crecer personal y profesionalmente.

Tengo que reconocerte que llevo mejor la organización de mi vida personal y profesional ahora que tengo dos hijos que cuando tenía solo uno, y estoy convencida que es por poner en práctica todo lo que aquí te he explicado.

Te animo a probar esta nueva forma de hacer las cosas, seguro que sacas algo bueno de todo ello.

Cuéntame si te animas a poner en práctica estas herramientas y qué dificultades encuentras, estaré aquí para lo que necesites.

Un abrazo

Inma

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *